6.12.11

Me tomé la libertad



Sin soltar el vaso, me acerqué la mano al oído


Escuché todo el océano en mi trago

La marea con su espesura diluida en el licor

La espuma reventando en las costas del vidrio



Recordé esa caminata en la orilla de la playa

Tus palabras etílicas

Las estrellas marinas en mi cabello

El recorrido elíptico que no llegó a nada



Con mi dedo, bordeé el contorno emulando aquel paso

Graznó como gaviota

Un sonido más parecido a una que agoniza que a una en vuelo

Discurrí el vaso del oído a los labios

Lo sujeté con fuerza como si fuese tu brazo

Y aferrada

Me bebí todo el mar


Me tome la libertad de ingerirte 


Me la tomé toda y de un solo trago.     






  

5.12.11

Otra vez, Dios



Dios habita en el viento que hay entre un protón y otro

Dios hace posible la ciencia y la religión

Dios nos hace y nosotros lo negamos

Dios me habló al oído pero me distraje

Dios se ríe de mi descuido al ritmo del desastre

Dios me ha visto equivocarme otra vez y no ha hecho nada

Dios habita en el tiempo que hay entre un segundo y otro

Dios es un suspiro que le da vueltas a la Tierra

Hoy me han dicho que Dios no existe
Hoy me han dicho que Dios en plural es con minúsculas
Hoy me han dicho que la ciencia sí tiene respuestas

            Yo me calló

Trato de recordar qué me dijo Dios aquella tarde en que me distraje

Invoqué a Dios y a la Ciencia

Dios replicó con un estallido de flores, águilas y estrellas

Dios me advirtió que eso pasaría mientras viva

... y de la ciencia (con minúscula) ni un murmullo

12.9.11

La señora de enfrente

Desde la plenitud de la monogamia


Ella existe entre hediondos laureles


soplando letras marchitas que lamentan no haberse escrito


cuando la soledad era joven y aún


Sugestiva


Ella observa


     una relación fugaz de infinita cola


     donde no estarían tan solos si estuvieran distanciados


     tan lejos de ellos mismos


en estática vibración


Ella pisa       gaviotas que remojan


Las alas


en el petróleo de sus suelas


desplazándose en círculos binaurales


Ella pule gratitudes y las regresa al carbón


Advierte con las cejas fatalismo


El marrón de los ojos se le derrumba


Su mirada ha parido una cascada


y ella no es aquel talle que era ella


¡Es una mujer cumbre!


con maizales dactilares en sus huellas


Ella espera el fin      del temor a la cosecha


     Hasta que el tiempo 


se azote como guillotina en los espejos de la casa


     Hasta ese tiempo


Ella dará sus últimas gotas al torrente de quien la pasma

31.8.11

Fuimos Nocturnos

1

La noche se comió la luna
Faro de viajeros desamorados
Hormigas cautelosas creando
Derrumbes en esquirlas
Desventurados colores en féretros
Críptica entizne de hoguera
Muerte , tan inexacta como precisa , llega
Nos sentamos próximos friolentos
En el cuarto obscuro de la ceguera
A comernos los restos menguantes, desvelado aserrín   

2

Nube estrellada
En cielo azabache
Fui después de perderme
En ti, las noches son agruras
Dislocadas las horas
Engranaje de sol desahuciado
Fuiste esa noche que me perdiste
En la marea del viento

4.7.11

Vi un gato

Hoy vi un gato y me acordé de ti
De lo arisco que te pones ante un llamado
De la soberbia que guardas en el pelaje
Cómo te relames los bigotes cuando me desvisto
Y cómo saltas por la ventana al terminar de amarnos

Vi un gato erizándose frente a la puerta de una iglesia:
 Bueno,           pues,               te digo que se parece a ti
Enroscándose cuando es tiempo de rezar
y estirándose impúdico en vez de guardar recato

Son esas pupilas incendiándose en la noche las que me recuerdan a ti
Cómo te haces fuego ante el halago
Huyendo de tus incendios sin pedir ni dar ayuda
flexible y estilizado de cuerpo
intransigente y garboso de alma
 Con esos monólogos que ronroneas desde el vientre

Sé que debo dejar de compararte con cualquier bestia callejera que encuentro
Pero te pareces tanto a esas creaturas
Vigilantes de las cornisas en tinieblas
Gárgolas que no soportan el retorno de la mirada

Te veo a ti en toda una jungla
Un safari, un animal en cautiverio
Un águila, una serpiente, hasta un nopal
Pero no encuentro aún al ser humano que quizá
 habite en la cueva de tu ojo y sigue escondido tras tu felina hombría
O quizá ese humano sea un salvaje
 con garras
 maullando solo por las calles donde transito

Manjar en el Risco

A la soledad hay que saber invertirla, si no se vuelve tedio y es inútil

Se paró en un risco
Y esperó a convertirse en carroña
Quería volar
 en el pico de un zopilote
Salarse con la ventisca
Huir de cadáveres errantes
 en vías de cocción
  solar
Se quiso tirar del risco
   T a m b a l e ó
Su decisión tambaleó como el vértigo
Y la decisión se le cayó del risco
No pudo salvarla
El zopilote nunca la encontró
Volvió a casa si curtir
Volvió seco en vida
Con vida
Y jamás voló

11.6.11

Ocaso (cocido)

Hace un halo sobre ti y desvanece

Ajeno a lo tenebroso de tus brazos

Te observa desde la punta de un desdén

Y se tira al abismo

Cae sin plumas y sangra

Listones de luz se le descocen

Queda en harapo inerte

Vaga sobre el horizonte y oxida el sol

Serpiente lóbrega

Se arrastra para dejar su huella larga

Una promesa hueca

Un vado de brea que se enfría

Y sana con la lluvia cruda

El pasar de los inviernos

El giro incesante de las manecillas

Las caminatas de un ermitaño

El parpadeo de un colibrí menguando

10.6.11

Ocaso (en crudo)

Hace un halo sobre ti y se desvanece
Al saberse ajeno a lo oscuro de tus brazos
Te observa desde la punta de un desdén y se tira
Al vacío de tu olvido
Cae sin plumas y sangra
Listones de luz se le descosen dejándole en harapo inerte
Vaga en un bosque de plata que se oxida
Serpiente lóbrega que se arrastra para dejar una huella larga
Una promesa hueca
Un vado que sana con el viento
La lluvia cruda y los inviernos

Ohm x Shanti

Hoy pido paz
 en el nombre de esta galaxia
Un acto luminoso y tres versos 
 por cada vida en la Tierra
Pido al cielo que bese al hombre y apague el fuego
 de las armas encendidas
Que el silencio reine en los cerros
Que el silencio se rompa en los pueblos
La luna conmueva al desalmado y se levante
Su espíritu en conciencia
Cuarenta millones de milagros pido
Para un pequeño planeta enmarañado
Gente, sedienta de azul en calma
Comencemos limpiando el ropero
Guardando las armas

Sacando el coraje
Que los actos dignos marcan más que las balas

Un minuto por todas las horas muertas
Cuidando la tímida llama de la esperanza humana

21.5.11

Cada noche

Tu caricia se acerca
A la piel vasta donde encalla
En la diminuta comisura
Del deseo preciso
Embona   
Y la noticia se expande hasta el inicio
De nuestros finales escandalosos

20.5.11

Un MalEntendido

Terror es abandonar la ambigüedad y revolcarse en una sola tierra
Podar los jardines doctos y sembrar calumnias

De pronto las promesas son jilgueros exiliados fuera de su jaula
Y migran despechados
Silbando afirmaciones con melodía de patraña
Ahora son propiedad del intruso viento, de quien tomó el camino
Bifurcado por turbulencias de un sí o un no que la lengua retiene
y congela
Hasta que elige el No
 que al pronunciarlo se esconde en un cajón
Se ensimisma y se repite monótonamente
Como si la N pudiera tapar la S y la o la i
Y estando dentro de una negativa con cerrojo se descansara mejor
Ideas de un léxico que juega a no escucharse
A quedarse escondido tras unas rocas de sarcasmo
La impresión original doblarla en origami y echarla a volar
Entre decenas de discursos maleables
Al mar del desaliento mudo

Una corriente pasa, trae mi respuesta
Se la come la tarde 
El sol al ponerse le quema el verbo
Y quedo en brazas, como la reputación de la media noche

27.4.11

Biografía Universal

Vivo en muchas partes

Soy muchas personas

Y justo ahora me dedico a estar
 aquí
 también busco a Dios 

 extraviado en el tiempo, lo más probable 
 es que viva dentro de sí y sólo
 le veo las vísceras y no le escucho el corazón

Me alimento con lo que hay
camino por donde quepa y duermo
en los brazos que estén abiertos

Olfateo las flores sin aroma
 un recuerdo acunan sus pistilos


Y observo cimiento y nebulosas

 vislumbrando un porvenir tardío

 cierro los ojos
 husmeo cicatrices 
 abro los ojos
 para mirar otros ojos
 o trazar líneas horizontales sobre las letras de los libros 

No me gusta sentirme mal

 así
 como disfruto sentirme mal, desconozco
 lo que sostengo

 y hasta yo soy un misterio para mí

Soy tan diferente a todos que hasta parezco
que soy una persona más, seguramente


lo soy


pero nunca se está seguro de nada


Vivo en muchas partes

Soy muchas personas

Pero justo ahora me dedico a estar

  aquí

18.4.11

Utopía

Creo en un amor absoluto que abarca todas las almas
  en un solo buque
También creo que el Sol no sale
  porque siempre está en vigilia
Y somos nosotros quienes lo abandonamos
   Cada noche
Traicionamos al oro cálido por astillas de diamante
  que distan de cobijarnos con sus destellos
Impalpables joyas para hombres de otras Tierras
  que adoran su propio Sol y son una sola alma.

12.4.11

Mariposas en llamas

Qué son los celos
Además de un monstruo que se traga la confianza
Un bicho en el corazón
Mordisqueando
Los instantes álgidos de un amor líquido
Un goteo trágico
Insistiendo en acrecentarse hasta el diluvio

Qué son los celos además de visitas incómodas
Inquisidores y tortura
En busca de una confesión no comestible
Dolor de vientre, mariposas en llamas

Quién genera la chispa
De un explosivo de reclamos
Y vacía rencor como aceite hirviendo

Es la crueldad de la historia
Subrayando sus múltiples trayectos simultáneos
Y dejando brechas
Para construir lo que la mente
Desee cimentar sobre el recuerdo
è  
Son realidades encajadas
Por una mano que juega a castigar
Con el azar de escudo y la espada de incertidumbre

11.4.11

Cuántas

Cuántos trinos caben un una oreja
Cuántos corazones le caben a un cuerpo
Cuántas canciones pueden caminar entre los labios
Cuántas veces más te irás azotando la puerta
Cuántos días más tendré antes de irme
Cuántos cuentos más saldrán de mis manos
Cuánta guerra y muerte le cabrá a un noticiario
Cuánta bondad habrá en todo el planeta
Cuántas tardes más, cuántas sin verte
Cuántos pares de ojos faltan por mirarme
Cuántas letras serán repetidas y repetidas
y repetidas sin darse cuenta
Cuántas ganas tengo de volver a verte.

8.4.11

No abras, escucha...

Quién puede ser
Si nadie sale
No quiero que sean ellos
Dueños de las agallas
De un país despechado
Que tiembla de miedo
De los mismos que estamos

Y aguanta, la liga no se quiebra
¡Que no busquen su límite!
Lo van a encontrar
Y no es grato quedarse sin hogar por unos cuantos ceros


Quién puede ser
A quien no queremos abrirle
Quien quiera que sea, ya entró a mi hogar
Y aún cerrando los ojos, escucho
Escucha…

7.4.11

La gente no cambia...

...y yo no soy la excepción de la regla.


Acá en casa con mis audífonos, experimentando con el audio.




Y acá lo mismo: casa, audífonos y experimentación sonora pero con unos años más.




Acá leyendo algo incomprensible para mi edad en la playa.



Y acá leyendo en la playa Muerte sin fin: o sea lo mismo que la foto de arriba.


A los ocho años con Petri, mi chihuahua




Y aquí a los veinti.... algo con Cyrano, mi chihuahua. Ambos se fueron en situaciones trágicas muy similares. 




La gente no cambia y yo no soy la excepción.

Embelesada del sapo

Embelesada del sapo,
del corazón correcto colocado en un mundo ajeno , incompatible.

Te extraño, sapo,
aunque no tengas castillos y tus dragones sean de gris concreto.

  Nunca dejo que el control corra desbocado
  pero esta vez ha tirado fuerte y me arrastra

Preferiría no recordarlo
Caminar erguida
Reír fuerte hasta que el corazón de alegría tiemble y se distraiga


Pero aquí, encorvada, le escribo al príncipe caído

Al que se niega a dejar su estanque.

3.4.11

El último Grito

Todo grita

¿Y quién escucha?

El viento

Pisa

Un floreciente verbo y callan

Todos callan

Permitiendo que la supuesta calma

Que no llega

Cicatrice

La impotencia
Que escuchan todos porque ¡Grita!

Acobardada tras el miedo

Y mata
Sollozos

En una oración

Sin eco se ahoga

Un grito

Sin Voz

31.3.11

Globos

Si el cielo no es lugar de materia
Qué hace un trozo metálico rumbo a la sagrada luna
Cuántos sueños no se extravían como globos buscando
  Globos buscando sueños extraviados en la nada
Y le seguimos rezando al azul como si entendiera palabras
Una flor impúdica le abre sus pétalos al Sol
esperando evaporarse antes de ser quebrantada
Pero el altísimo no responde
a los seres que cobija

Acaricia la flor con desdén
y la gasta
No la desprendería de su forma
    No
Si la incomparable belleza de lo etéreo luce más
rodeando partículas apelmazadas que somos

Qué somos

También somos aire
por dentro
También el cielo es materia
de nube
Y la flor muere
recordando el canto del agua que se aleja con el viento
                 el mismo viento que se llevó mi globo °°°

Silencio en punto

Ahogada entre el ruido encontré un pequeño silencio, del tamaño de una coma y lo aplasté. Se volvió punto y seguido. Lo tomé entre mis dedos y quise agrandarlo pero lo rompí: el silencio se convirtió en dos puntos. Los junté como bolitas de plastilina y al fin logré mi gran silencio de punto y aparte.
Después de un rato un fuerte ruido asustó al silencio y ese punto se hizo asterisco
*Ese erizo silencioso
Me pinchó los dedos y tuve que soltarlo pero se me frag-men-tó-en-mon-to-nes-de-guion-ci-tos
Lo viré / lo acosté _ lo puse de pie l y se volvió "ele" laaarga... quedó en un triple suspenso. . .
Y me hartó.
Lo aplasté definitivamente y lo convertí en el anhelado silencio de un punto final. 

Se tomó la libertad

Ella se tomó la libertad
de tomar otro trago más de su libertad

Y él se tomó la libertad
de borrarle el poema donde
Ella se tomaba la libertad de borrarlo a él.

¿Reescribirlo? Imposible:
El poema se desvaneció y ya es libre.

¡ P O E M I C I D I O !          
Descanse en paz

Desde el abandono

Destrazo el contorno de tu boca en mi cuerpo
Destrozo tus memorias engañosas con mi amnesia
Destrenzo historias rosas enlazadas con mis penas
Deslizo cartas tuyas por el caño de mi patio
Despinto tu rostro de mis pesadillas últimas

Y despierto sola

Decepcionada del romance
Despechada del despecho
Descubriéndome a mi misma
Deseosa de dar amor.

Café insomnio

Arde por la noche, oscuro
Pinta el sueño de soles
¡Despierta!
a la canela
hervimos,
luna en lumbre,
noctámbula en pena
silvando partitura en grillos

Reposan astillas en el vientre de la taza dulce
entre manos, reloj de arena
El tiempo es de quien lo bebe y no deja enfriarse;

Una pausa a la mitad . .

de la espera no guardo palabras, bebo
insomnio en un plantío de párpados
plaga de estrellas y, lustres
al ocaso, un rezo perseguido
Por la mañana
calcina, se derrama la luna
vacía, de universos la taza
vacía, destiñe vigilia
arrulla y abrasa el tiempo la ex-tinta noche.

Zona de niebla

Cierra tus ojos a la niebla;
no dejes que ciegue tus manos
que confundidas,
acaricien una sombra
que no sea la mía.

No la hospedes entre lagunas secas y finjas que no la ves
cuando estas flotando en ella.

Deja de esconder tu amorfa culpa tras el disfraz de niebla que abraza tus párpados musgosos,
Hombre de incontenible núcleo de explosiones súbitas,
P e c a m i n o s a s
Arrepentidas de nuestro placer inconsciente, exquisito, animal.

No conozco una verdad absoluta que condene mi instinto
Ni un destino que reproche la naturaleza de mi sangre.

Entreguémonos, animal,  a la niebla,
a ese manto que oculta nuestro hogar; la noche.