22.11.12

SÍ ERES TÚ, NO SOY YO



Que ahí viene el PRI

Que dinamitarán los cerros

Que envenenaron a los perros

Que apedrearon a unos jotos

Que se madrearon a la vecina

Que chocaron por borrachos

Que se auto-secuestró por crisis

Que intentó violar a su hija

Que la hija lo apuñaló

Que se lanzó como diputado

Que la novia no quería

Que el novio está casado

Que te lo deja más barato

Que vivas sin drogas

Que se acabó la baiza

Que el tren ya no pasa

Que no hice la tarea

Que Chuchita es quien bolseó

Que qué

Que no soy yo

Que sí eres tú

Que siempre sí eres tú

Que siempre has sido tú

Que siempre no eres tú

Que puto el que rajó

Que cuándo le pagas

Que cuándo te largas

Que no te conozco

Que nada tiene importancia

Que siguen matando inocentes

Que te duele tanto que mejor no lo piensas

Que de no pensarlo se te olvidó

Que México sin el Estados Unidos

Que soy extranjera hasta en mi pueblo

Que no sigues siendo el rey

Que prefieres por detrás

Que el rock y el pop suenan igual

Que Buda es más grande que Jesús

Que gira alrededor del Sol

Que gira sobre sí misma

Que no percibimos cómo gira

Que mi cabeza está girando

Que Simón dice

Que las rosas son rojas

Que la sangre no es azul

Que no tengo porqué explicarte

Que no existe una afirmación cierta

Que no hay un Qué sin un Cómo

Que sí hay un Qué sin un Quién.



17.11.12

isl Azul




  Hemos tumbado nuestros ojos en la mesa

Como si en ese mantel

En sus nubes estampadas

Estuviera la respuesta

Al hambre y al hastío

Que se acumula entre las uñas

  Ya no somos un par de alfiles

Héroes

O reyes conquistados

Hemos quemado el barco y el tablero de ajedrez

Los libreros y la cama

Para darle calor

A este diminuto cubo de hielo

Al que nos empeñamos en llamar hogar

  Estamos en una isla techada

Que tuvo constitución propia

Nuestros diez mandamientos

Cadena de preceptos

Notas musicales sin pentagrama

Que desordenamos

Y volaron

  Hemos matado este pasado

  Hemos roto las astillas

Compramos un vacío que no acabamos de pagar

Y nos llena la palabra de huecos

  Hemos fundido tu máscara con la mía

Ya no vestimos un disfraz sociable

Tristeza es la piyama que usamos por las noches

La piyama azul-cielo absorto

  No tenemos más remedio

Que buscar a obscuras 

La mano del otro

Doblar los sueños

Guardar los ojos

No salir

Perderse dentro

Para no observar el tiempo

No tenemos más

Remedio

En esta isla azul

Que estar 

Juntos.



3.11.12

ESPACIOS



I
No estoy vacía:
Cargo con un ramo de aromas
Belleza transparente
Naturaleza viva
Sostenida por telarañas de incienso
 Y una estola de suspiros aéreos

Inhalo el rostro del espacio
Cunden las gardenias
Me colmo el cuerpo de polen
Manto que brota en la garganta
Porque respiro no estoy vacía
Tengo un jardín en los pulmones
Donde pasea el desquicio
Para calmar las sombras

II
Esta es una belleza que no pretende ser de mármol
Es más una mariposa que nunca fue oruga
Que al paso rasga su sombra contra las piedras
Para extirparse el túnel
Despintarse
Sacar la oruga de la entraña
La tristeza atrapada en sus alas
Una belleza que desea arrastrarse
Pero inasible
sigue volando

III
No digas que el cielo se ha desmejorado
Sólo porque es otoño
No creas que la gente es cruel
Sólo por las cabezas colgando del puente
No todo está perdido
Estás aquí más presente que muerto
No pienses que te olvidé;
Sólo intento que no duela
No comas ansias
Come de mí
Que estoy como kiwi verde
Tan ácida
Que te fundiría la somnolencia

IV
Más incierto que mi sombra en la noche
Más obscuro que un párpado
Más inmune
Más feroz
+
Todo esto que no soy
Es
igual
a mi afán
De borrarte
Que es un afán
Mucho más obsoleto
Que el de echarte de menos

V
Tiembla
Otra hoja
En la ventana:
Ha fallecido en el aire

La ventisca toma por los hombros al naranjo
Lo sacude preguntando
¿Qué soy?
¿Puedes sentir mis manos?
Pero el naranjo
Que nunca ha mirado al viento, lo abraza
Se erotizan, se fusionan
Son los amorosos
Invisibles
Los aromas que guardo en este ramo
En este espacio que sostengo
Me sostiene y desborda preguntas
Como zarzamoras
En una enredadera de púas
Con esencia a flor de azahar

VI
Qué hace el vino
Que cuando lo bebo te borras
Que al derramarlo, apareces
Ofuscado y difuso
Qué te hace el vino
Que yo no te haya hecho
Para volverte una bestia escarlata
Desbocarte como río de sangre y lava
Yo también te he enrojecido los labios
Te doy más vértigo que la razón
Pero no me tomas con furia
Qué te hace el vino que a mí no
Qué te hace para que tú
Lo prefieras
A él
O al whisky y el opio
Qué te hacen todos ellos
Qué te hacen
Que yo no

Siento

Nada

VII
Hay que cargarse completo a uno mismo
Tejerse la sombra propia a la bastilla
Avanzar y no mirarla crecer
Sólo arrastrarla
Como a una muñeca de trapo
Que se mojen sus ojos
Contra los charcos tibios
Que disuelva el sendero
Reinventando universos con el lodo
Arrancarse los ataúdes que habitan en las costras
Sacudirse al muerto
Avanzar y crear
Reinventar y simplemente largarse
Tras los irremediables pasos
De la incertidumbre
Del azar.



.